Fallecimiento en el extranjero

Cuando alguno de sus allegados fallece en el extranjero, deben hacerse varias gestiones. La embajada o el consulado de los Países Bajos o el Ministerio de Asuntos Exteriores pueden ayudarle.

Registro del fallecimiento

Es importante registrar en las autoridades locales el fallecimiento de su compañero de viaje o familiar. Por ejemplo, en el ayuntamiento.

Las autoridades locales le facilitarán dos documentos que necesitará para transportar a los Países Bajos el cuerpo del fallecido:

  • una partida o certificado de defunción
  • un salvoconducto para fallecidos

Mediación para obtener un salvoconducto

¿No le han facilitado las autoridades locales un salvoconducto para fallecidos? La embajada o el consulado de los Países Bajos pueden mediar en esta gestión. Para ello necesitará los siguientes datos:

  • Extracto del registro de fallecimientos.
  • Un certificado médico.
  • Una declaración en la que conste que se han adoptado todos los preparativos legales para transportar los restos mortales. Puede obtenerla de la funeraria o de una instancia gubernamental.

Ayuda de la embajada, consulado o ministerio

La embajada, el consulado o el Ministerio de Asuntos Exteriores de los Países Bajos intentan asistir y asesorar en lo posible a los allegados. Por ejemplo, para solicitar una partida o certificado de defunción.

¿Cómo debo gestionar el transporte del cuerpo?

Si el fallecido tiene un seguro de viaje y un seguro de decesos, la central de alarmas del seguro correspondiente se encargará de que el cuerpo sea trasladado a los Países Bajos.

Si es necesario, la embajada apoya a la central de alarmas en el proceso.

El seguro de viaje cubre los costes de transporte a los Países Bajos.

Qué ocurre si el fallecido no estaba asegurado

Si el fallecido no tenía seguro de viaje  y los allegados quieren que el cuerpo del fallecido sea transportado a los Países Bajos, los allegados deben pagar los gastos de dicho transporte a los Países Bajos.

La embajada o el consulado:

  • no paga los gastos de transporte  
  • no puede garantizar el importe de los costes
  • no puede facilitar un préstamo ni un anticipo de dicho importe

La embajada o el consulado sí que pueden ponerse en contacto con los allegados en los Países Bajos, para solicitar ayuda económica.

¿Qué ocurre si los allegados no pueden pagar los gastos?

Si los allegados no pueden (o no quieren) pagar estos gastos, el cuerpo se entierra o incinera en el extranjero. La ceremonia se celebra de acuerdo con las costumbres locales. En ese caso, las autoridades locales pagan el funeral.

Fallecimiento como consecuencia de un accidente o delito

¿Es el fallecimiento consecuencia de un accidente o delito? ¿O existen dudas sobre la causa del fallecimiento? Entonces la embajada o el consulado de los Países Bajos pueden pedir una copia del informe médico, el informe de la autopsia o el informe policial. Este trámite puede conllevar gastos para los allegados.

La embajada o el consulado no pueden investigar un posible delito. Deben respetar las leyes locales.